Greenwashing VS economía circular: la última oportunidad

Hace unas semanas hablábamos de cómo nos ha afectado la pandemia específicamente en relación con los ODS, y hoy nos gustaría compartir unas reflexiones relacionadas con la economía circular real. La utópica ya la conocemos: La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales o productos existentes, cada vez que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende.

Ser sostenible está de moda, hacer eco de acciones sostenibles en las redes vende y nos aporta likes, pero hay que tener cuidado, los usuarios cada vez somos más desconfiados, sabemos que muchas acciones son sólo eso, acciones concretas, incluso podemos hablar de greenwashing o ecoblanqueo.

El reto al que nos enfrentamos es muy serio y difícil de resolver sólo con acciones, todos estamos llamados a tomar parte de la solución. Como ciudadanos, tenemos la responsabilidad de ser críticos, ya que tenemos el poder de elegir a qué empresas o productos compramos. El poder de decisión, aunque no lo parezca, es muy importante. Las empresas dependen de nosotros, si somos consumidores críticos e informados, las empresas tendrán que evolucionar si nos quieren como clientes. Y como empresas, estamos llamados a pasar de una economía lineal a una circular y escoger a nuestros proveedores también según criterios de sostenibilidad, estamos ante nuestra última oportunidad para alcanzar los objetivos de la agenda 2030.

Europa nos propone el “EU Green Deal” un catálogo de buenas prácticas para avanzar hacia una economía neutra en carbono y respetuosa con el medio ambiente. Una hoja de ruta.

El Pacto Verde de la UE es un ambicioso plan de acción con el objetivo de convertir a Europa en el primer continente neutro en carbono en 2050. Una de las propuestas que incorpora el Pacto Verde es la Estrategia Industrial de la Comisión Europea hacia una economía circular. Este nuevo Plan de acción tiene por objeto “adaptar nuestra economía a un futuro ecológico y reforzar nuestra competitividad, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente”. Se centra en el diseño y la producción de cara a una economía circular, con el fin de asegurar que “los recursos utilizados se mantengan en la economía de la UE durante el mayor tiempo posible”. La circularidad debe ser la norma en nuestras vidas, las empresas deben modernizar sus procesos para mejorar su eficiencia, reducir sus emisiones al mínimo y convertir los residuos en recursos, incorporándolos de nuevo al ciclo productivo.

¿Pero cómo podemos aplicar medidas y acciones que no queden sólo en acciones de ecoblanqueo? ¿Cómo aplicar cambios en nuestros procesos productivos que nos permitan avanzar hacia la economía circular?

Podemos apostar por acciones de greenwashing o apostar por un modelo de desarrollo más responsable y sostenible que cambie nuestro ADN.

Para reducir el coste ambiental de los procesos actuales, la economía circular pretende optimizar el uso de materias primas, prolongando su vida útil mediante segundas y terceras oportunidades. La clave radica en el diseño del proceso.

En Cataluña, se calcula que la economía circular genera una facturación de 11.014 M€ con 626 empresas involucradas.

Te proponemos unas preguntas para analizar cómo puede evolucionar tu empresa hacia la economía circular:

  • ¿Tienes una estrategia económica enfocada hacia los aspectos ambientales y sociales?
  • ¿Has valorado si es posible reducir costes, reduciendo los recursos energéticos o materias primas?
  • ¿Has calculado tu huella ambiental?
  • ¿Has calculado la huella de CO₂ de tu actividad o de un proceso concreto?
  • ¿Has evaluado cómo puedes reducir tus residuos? ¿O incluso cómo se podrían valorizar, incorporando los residuos de nuevo a la rueda productiva?

Contacta con nuestro Departamento de Asesoramiento Medioambiental, nuestros profesionales de Consultoría Circular podrán asesorarte para implementar un plan acorde con tus posibilidades y objetivos. Paso a paso se puede ir haciendo el camino.