Gestión de residuos y más: consejos para una empresa sostenible

gestión de residuos

La sostenibilidad es una tarea común en la que las empresas tenemos un papel muy importante que jugar. Una economía verdaderamente sostenible depende de la puesta en marcha de buenas prácticas ambientales corporativas. Entre ellas destaca la gestión de residuos, pero no es ni mucho menos la única a tener en cuenta.

Hemos seleccionado y reunido cinco consejos esenciales que toda empresa sostenible debería tener en cuenta en sus políticas de responsabilidad corporativa. ¿Ya los estás aplicando en tu organización?

  1. Vigila el consumo

La mejor forma de reducir la generación de residuos es reducir nuestro consumo. Naturalmente no podemos dejar de consumir del todo, pero sí podemos consumir de una forma más consciente y eficiente. Esto afecta tanto a nuestros procesos productivos como otros indirectamente relacionados: consumos energéticos, hábitos de transporte, gasto en papel, etc.

  1. Sé exigente con tus proveedores

Todos formamos parte de una amplia red en la que todos dependemos de todos: si queremos que nuestro esfuerzo tenga un efecto, este esfuerzo debe ser conjunto. Así, merece la pena “premiar” a las organizaciones ambientalmente responsables o tratar de que nuestros proveedores adopten medidas respetuosas con el medio ambiente.

  1. La gestión de residuos, obligatoria

Al final, por bien que se haga, siempre hay algún desecho. Tan importante como reducir la producción de residuos es asumir nuestra responsabilidad sobre ellos. La “reubicación” es pan para hoy y hambre para mañana: apuesta por un gestor de residuos con capacidad para encargarse de todo tipo de desechos (residuos industriales, especiales, estándares, etc.), comprometido de verdad con el medio ambiente y capaz de reincorporarlos al ciclo productivo como materia prima o como CSR, Combustible Sólido Recuperado. Un gestor que aplique la Economía Circular en su actividad diaria y sea capaz de acompañar a las empresas en su proceso de transformación hacia una Economía Circular.  ¿Cómo lo hacemos?

empresa sostenible

4. Conciencia a tu gente

Y cuando decimos “gente” queremos decir tanto empleados como clientes (¡y familia!). Tanto las formaciones internas como las campañas promocionales son herramientas eficaces para sensibilizar a los que nos rodean de lo mucho que hay en juego. Cuantas más personas pongamos nuestro granito de arena, mejor; en esto, cada gesto se nota.

5. Mide tu impacto ambiental

Todo esto está muy bien, pero ¿qué efecto tiene realmente? Es difícil decirlo si no medimos nuestra huella de carbono (o mejor dicho, huellas ambientales). Existen diferentes mecanismos de medición y compensación, así como programas públicos como los planes PIMA, orientados a la compensación, pero también a recompensar los esfuerzos de las empresas.

Anímate a cuidar nuestro planeta velando por tener una empresa sostenible. Desde Residus Cirera aportamos nuestro granito de arena, pero siendo la sostenibilidad una tarea común, necesitaremos también el tuyo. 



¿Tienes un residuo difícil de gestionar?

¡TE AYUDAMOS!