Reciclar bien en casa: fácil y necesario

Reciclar bien en casa Residus Cirera

Cuando hablamos de las toneladas de residuos que generamos (1,3 millones solo en el área metropolitana de Barcelona), de que los vertederos controlados están al límite y de lo perjudiciales que son los vertederos incontrolados, se nos ponen los pelos de punta.

En Residus Cirera estamos acostumbrados a gestionar grandes volúmenes de residuos industriales, pero, ¿qué pensáis del reciclaje en los hogares? Nuestra opinión es que es un pilar social y medioambiental importantísimo.

Reciclar en casa puede llegar a parecer una acción pequeña ante otras problemáticas. Sin embargo, todas las acciones bien hechas como el reciclaje en casa suman, y mucho. ¿Qué prefieres? ¿Dar una nueva vida al residuo o que termine en un vertedero por los siglos de los siglos?

Hay personas que no reciclan o reciclan poco. Suelen decir:

1- “Uf, es una tarea demasiado complicada. No tengo tanto tiempo.”

2- “Uf, cuántos recipientes hay que tener en casa si reciclas. No tengo tanto espacio.”

Los argumentos para contrarrestar estos motivos son:

Reciclar en casa Residus Cirera

1- Reciclar en casa, aunque requiera dedicación, es una tarea sencilla. El reciclaje es ordenar residuos, al igual que ordenamos nuestra ropa o nuestra comida.

2- Los residuos que se generan ocupan el mismo volumen en casa tengas los recipientes que tengas. Al reciclar, es posible que en el día a día acumules menos residuos en el hogar.

Aclarado esto, el reciclaje en casa no solo reduce la contaminación en las localidades y en el planeta, sino que tiene ventajas económicas en algunos municipios, donde los hogares que reciclan pagan menos impuestos de tratamiento de residuos o ninguno.

La guía básica de los contenedores la sabemos desde hace tiempo. Los colores por residuos son:

– Marrón: Orgánicos.

– Azul: Papeles.

– Amarillo: Plásticos y envases.

– Verde: Vidrios.

– Gris o verde: El resto.

Aunque tengamos esto claro, al reciclar en casa todavía se cometen pequeños errores. Saber cómo evitarlos es tan fácil de recordar como los colores de cada contenedor.

– Los juguetes, biberones, chupetes y cubos van al contenedor gris, no al amarillo, aunque sean plásticos.

– Los restos de barrer, pelo y excrementos van al gris, no al marrón.

– Los pañales, servilletas de papel o papeles sucios van al gris, no al azul.

– Los bricks y el papel de aluminio van al contenedor amarillo, no al azul.

– El contenedor verde es para vidrios, no para cristales. Aunque se parezcan, no son lo mismo. Bombillas, fluorescentes, termómetros, restos de cerámica, así como los vasos, copas y cristales rotos deben depositarse en el punto verde de nuestro municipio.

¡Y esto es todo! Es así de sencillo. Para reciclar bien en casa solo hemos de tener esto en cuenta. Siguiendo estas pautas logramos reducir el malgasto de energía, agua y materia prima.

Separando los residuos en casa ayudamos a disminuir los niveles de contaminación. El reciclaje en nuestros hogares no es solo un buen hábito, también es un gran gesto que mejora el mundo en el que vivimos. No te quedes con ganas de saber más. Entra en nuestro Facebook y descubre muchos más modos de cuidar el medio ambiente.

Cerrar menú