Historia

Los inicios

Joan Cirera Campas fundó la empresa Cirera el año 1964. Su actividad se compaginaba entre el reciclaje de cartón, chatarra y vidrio y la recogida domiciliaria de Parets del Vallès.

En los inicios, el servicio lo realizaba con un tractor y un remolque, más tarde, adquirió un camión Ebro que la gente del pueblo de Parets del Vallès y la gente que lo conocía lo denominaban «Pipi-rana». Según parece, este nombre le venía por el parecido del camión en una rana y que iba siempre tocando la bocina.

Joan Cirera junto con sus hijos, desde el año 1964 hasta el año 1979, recogían puerta a puerta, los residuos de Parets del Vallès, técnica que con los años se fue perdiendo en todo Cataluña y ahora se está recuperando para facilitar la recogida selectiva y aumentar así el porcentaje de reciclaje. ¡Cómo en tantas cosas, estamos volviendo a los

tractor
Tractor para recoger residuos
Joan Cirera con el Pipi-Rana
flota
Flota de Transports i Serveis J. Cirera, S.L.

El paso de los años

A partir del año 1980, la segunda generación, Josep Cirera Nesplé y Joan Cirera Nesplé, continuaron con el negocio de su padre y adquirieron la concesión de recogida de residuos urbanos de Lliçà de Vall y de La Roca del Vallès, municipios que 40 años más tarde, todavía son gestionados por Gestió de Residus Cirera, S.L.

El año 1991 se formalizó la actividad con la empresa Transportes y Servicios J. Cirera, S.L. y empezó el crecimiento con nuevas recogidas de residuos urbanos en Sant Carles y en el Estany de Gallecs, así como la expansión en la recogida de residuos

Los últimos años

Durante estas tres décadas iniciales, la empresa desarrolló su actividad de recogida y transporte de residuos tanto para la administración pública como para empresas privadas, gracias a las cuales, hoy en día disponemos de una amplia y sólida experiencia en el sector.


Con la nueva generación familiar, en 2006, la empresa amplía su catálogo de servicios y se constituye como Gestor de Residuos Autorizado (E-978.07) con la denominación de Gestió de Residus Cirera, S.L. y Josep Cirera Francàs al frente. Un hombre dinámico, comprometido con las personas y visionario en la protección del planeta; de pequeño cuando acompañaba a su padre con el camión, ya pensaba en la necesidad de reciclar y minimizar el impacto de los residuos al medio ambiente.

En esta nueva etapa, Residus Cirera ha sufrido un alto crecimiento que ha ido acompañado de nuevas infraestructuras, nuevos medios humanos y materiales, innovaciones técnicas y una nueva cultura de empresa que la hace única en su área de influencia.

A la sede administrativa y zona de estacionamiento de vehículos que ya disponía la empresa en el pueblo, se han sumado el Centro Gestor puesto en funcionamiento en c/ Priorat del polígono La Sierra II, con una capacidad de gestión de más de 40.000 toneladas anuales de residuos y la Planta de Triaje.

Con las nuevas instalaciones, Residus Cirera hace realidad su sueño de recuperar el máximo de residuos, convertirlos en un recurso y por tanto, minimizar el impacto de estos en el medio ambiente.

planta
Planta de Triaje donde transformamos el residuo en un recurso.

En la actualidad nos enorgullece:

  • Dar trabajo a una plantilla de casi 70 empleados.
  • Ser una empresa consolidada con 40 años de experiencia en la Gestión de Residuos INDUSTRIALES y 55 años en Residuos URBANOS.
  • Disponer de una flota propia de casi 40 camiones.
  • Tener un despliegue de más de 1500 contenedores y cajas.
Camión de residuos Industriales. Transporta residuos y con sus mensajes consciencia a la población.

Nuestras prioridades:

  • Luchar por la igualdad de género.
  • Apostar por un trabajo decente y crecimiento económico.
  • Pugnar para reducir las desigualdades.
  • Actuar contra el cambio climático.
objetivos