Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2

Aunque no es el único, el dióxido de carbono (CO2) es uno de los gases de efecto invernadero (GEI) más conocidos por su impacto en el cambio climático. El aumento sin control de estas emisiones rompe el equilibrio, el clima se comporta de forma diferente y esto implica una serie de alteraciones que podemos ver de forma muy evidente.

Los gases de efecto invernadero (GEI) se producen de forma natural y son esenciales para nuestra supervivencia, ya que hacen la tierra habitable al impedir que parte del calor del sol se propague hacia el espacio. El problema viene con la industrialización, la deforestación y la agricultura a gran escala, las cantidades emitidas de gases de efecto invernadero en la atmósfera han aumentado de forma muy significativa. A medida que crecen la población, las economías y el nivel de vida –con el incremento del consumo que implica–, también lo hace el nivel acumulado de emisiones de este tipo de gases. Gobiernos de todo el mundo y asociaciones se reúnen para analizar cómo podemos reducir el impacto en el medio ambiente sin tener que renunciar al crecimiento de la economía.

Hoy, día 28 de enero, se celebra el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, o Día Mundial de la Acción frente al Cambio Climático. Es un día que nos hace reflexionar sobre la implicación de nuestras acciones, tanto a nivel individual como en el ámbito colectivo.

Y es tan urgente actuar para reducir el impacto, que forma parte de los ODS, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

ODS 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

El cambio climático afecta a todos los países de todos los continentes. Altera las economías nacionales y afecta a diferentes vidas. Los sistemas meteorológicos están cambiando, los niveles del mar están subiendo y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos. Por eso es imperativo tomar medidas urgentes para abordar la emergencia climática.

Según Naciones Unidas, las empresas pueden ser parte de la solución si se comprometen a eliminar las emisiones de carbono de las operaciones y cadenas de suministro.

¿Cómo Reducir las emisiones de CO2?

En primer lugar, es necesario asumir y responsabilizarnos de nuestras emisiones de dióxido de carbono, o lo que es lo mismo, de nuestra huella de carbono. Pero no es nada sencillo. Actualmente, existen diferentes estándares, diferentes métodos de medición, diferentes organismos certificadores… por muy buena intención que se tenga puede suponer un reto difícil de superar.

En Residus Cirera lo vemos cada día y nuestro trabajo es justamente acompañar y facilitar este proceso a organizaciones aplicando nuestra experiencia en consultoría ambiental.

La cuantificación, análisis y reducción de la huella de carbono son claves para actuar.

Realizar un inventario corporativo de emisiones GEI que refleje el compromiso de la empresa y permita establecer el punto de partida para futuras acciones. La reducción de emisiones no sólo beneficia a la sociedad en su conjunto, sino que también tiene un impacto positivo en la reputación y los beneficios de la empresa.

Calcular, Compensar y Reducir

Más allá de calcular nuestra huella de carbono, es necesario planificar acciones para reducirla. Algunas acciones implicarán mitigar emisiones, mejorar procesos para hacerlos más eficientes y otras podemos compensarlas.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico pone a nuestro alcance un Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono. Es un registro de carácter voluntario que recoge los esfuerzos de las empresas, administraciones y otras organizaciones españolas en el cálculo, reducción y compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad. También recoge una serie de proyectos forestales con los que las organizaciones pueden compensar su huella.

En resumen:

Una vez asumida nuestra parte de responsabilidad en el problema y tomando conciencia  de la necesidad de actuar, nos encontramos ante una nueva etapa como empresa que puede convertirse en una oportunidad que incluso pueda generar beneficios.

La Consultoría Ambiental de Residuos Cirera puede acompañarte en este camino analizando las posibilidades de tu empresa y ayudarte a crear un plan que te permita calcular y mitigar o compensar tu huella.